Mediación Familiar: La mejor vía para alcanzar un acuerdo.

Normalmente las familias suelen resolver sus desacuerdos de forma natural, sin embargo, existen ocasiones en que estos se enquistan y se hace difícil, por si mismos, encontrar una salida funcional. Es aquí donde La mediación familiar se constituye como un medio alternativo o, según el caso, complementario al litigio judicial. Es a través de la figura neutral e imparcial de un mediador que se puede alcanzar el desbloqueo de la comunicación y facilitar la búsqueda de alternativas para lograr la resolución de los desacuerdos o conflictos que se puedan estar presentando.

¿Qué hace el mediador?
El mediador representa una figura neutral, sujeta al principio de confidencialidad, y sin poder de decisión cuyo único propósito es abrir un canal de comunicación entre las partes implicadas.
Recoge información relevante de las partes en situación de conflicto.
Crea un clima apropiado que favorezca la comunicación.
Modera y mantiene bajo control el proceso, evitando que se dispare una nueva espiral de conflicto o se estanque la negociación.

¿Cuándo es eficaz la mediación familiar?
Cuando las partes están de acuerdo en entrar en el proceso.
Cuando se encuentran en disposición de colaborar y a encontrar una solución.
Cuando ambas partes hacen un pacto de no agresión.

Pide más información sobre Mediación Familiar...

Si lo deseas, puedes solicitarnos más información sobre Mediación Familiar.

Estoy de acuerdo con todos los Términos y Condiciones
working..